vino de colombia

Empresas

El consumidor colombiano

Historia de la vid en colombia

 
Apositos
Tipos de diabetes
Holanda
Dinamarca
Londres
Vino de Colombia
Abogados Colombia
   

 

Vino de Colombia

En Colombia, en la actualidad no existe una cultura del vino, pero algo está cambiando en la última década se aprecia un mayor consumo del mismo, ya no solo se limita a las clases más acomodadas de la sociedad colombiana, o en los hoteles y restaurantes de mayor categoría. El vino cada vez es más popular, apreciado y consumido por todas clases sociales.

 

Esto es debido a que el vino en Colombia es considerado un bien de lujo y exclusivo, tiene un precio elevado para la mayoría de los colombianos, y más aún si el vino es europeo.

El mercado del vino en Colombia con la entrada en vigor de la Reforma Tributaria, Ley788 de 27 de Diciembre de 2.002. Que eliminó el IVA de los vinos y licores e introdujo un impuesto al consumo en función de su graduación alcohólica. Este hecho benefició al sector vinícola y supuso una apertura del mercado.

El mercado colombiano del vino está liderado por los vinos chilenos y argentinos. España, actualmente el tercer país exportador de vino a Colombia, y en cuota de mercado en volumen, se coloca en segundo lugar por encima de Francia y Argentina.

Producción Nacional

Las condiciones climáticas tropicales de Colombia dificultan la producción vinícola. La producción local de vino es aproximadamente una tercera parte con respecto a los vinos importados. Sin embargo, el vino que se produce en Colombia su proceso de producción es completamente diferente. Colombia no tiene prácticamente producción de uva, por lo que las empresas productoras de vino importan mosto de uva y lo fermentan, añadiéndole alcohol, el resultado es, de una menor calidad, pero esto último está cambiando. En la actualidad, existe un gran proyecto llamado el Consorcio del Sol de Oro, que reúne a más de 70 familias de 16 municipios boyacenses con 250.000 plantas de uva.
El otro proyecto de cultivo y producción de vinos de calidad, es el viñedo Aim Karim, que se encuentra en el municipio boyacense de Sutamarchán. Allí, a 2100 metros de altura, se siembran cepas de Chardonay, Cabernet Sauvignon y Sauvignon blanc, traídas desde Francia. El viñedo ubicado en una de las regiones más secas del altiplano Cundiboyacense, comenzó a producir vinos desde 1998 y hoy tiene más de 38.000 plantas que producen 5.000 litros cada vendimia
El viñedo se ha convertido en todo un laboratorio, donde decenas de profesionales desarrollan sus tesis de grado con la colaboración tecnológica de varios países de Europa.

Buen vino hecho en Colombia

Durante mucho tiempo se creyó que las únicas zonas donde se podían cultivar uvas para la producción de vinos de calidad, eran los territorios que van desde los más de 50º Norte de algunas zonas de Canadá, Alemania o el Reino Unido hasta los 40º Sur de regiones vitivinícolas de Argentina o Australia. Países con las cuatro estaciones climáticas (con días soleados y largos durante el verano) y con poca humedad. Colombia, como el resto de países ubicados en el trópico, no tiene estaciones climáticas definidas y tiene una humedad alta en la mayor parte de su territorio. La respuesta la encontró Marco Quijano, un químico colombiano, que encontró un factor dentro de la geografía colombiana que podía ofrecer las condiciones climáticas adecuadas: la altitud.

Quijano comprobó que en los valles altos y secos de la cordillera oriental, a 2500 metros de altura, algunas variedades de cepas tenían una buena adaptación. Según el científico, estas tierras tienen un alto potencial vinícola, que no fue explotado anteriormente, por la prohibición de cultivar uvas durante la colonia Española. ”La gente pensó por mucho tiempo que nadie había sembrado uvas aquí porque la tierra no servía. Los jesuitas tuvieron viñedos en esta zona hace 400 años, pero no se creó una cultura de cultivo porque el Rey lo prohibió so pena de muerte”.